Meditación de Transmisión

Libro Meditación de Transmisión

¿Desea ayudar al mundo y crear una conexión más poderosa con su propia naturaleza espiritual? La Meditación de Transmisión es la forma más sencilla de hacer ambas cosas, al mismo tiempo, afirma Benjamin Creme.

La Meditación de Transmisión es una actividad de servicio grupal que ‘reduce’ las poderosas energías espirituales que continuamente fluyen hacia nuestro planeta. Durante la transmisión, los Maestros de Sabiduría dirigen estas energías desde los planos espirituales a través de los centros energéticos (chakras) de los miembros del grupo de una forma altamente científica. Este proceso, que hace que las energías sean más útiles para la humanidad y para los otros reinos de la naturaleza, es similar a la de los transformadores eléctricos, que reducen la potencia entre los generadores y los enchufes caseros.

Basándose en su sabia comprensión de nuestro mundo, los Maestros redirigen estas energías reducidas en potencia allí donde más sean necesaria en ese momento en el tiempo. En respuesta a estas energías, por ejemplo, naciones que han sido enemigas durante siglos podrían ahora descubrir que pueden dialogar alrededor de una mesa y buscar soluciones pacíficamente.

La Meditación de Transmisión es segura, científica, no confesional y extremadamente potente. No interferirá con ninguna otra práctica religiosa o espiritual. De hecho, mejorará vuestra meditación personal o cualquier otra actividad de servicio en la cual estéis dedicados. Muchas personas descubren que pueden experimentar y demostrar amor con más facilidad. Otras personas afirman que su mente está más estimulada y es más creativa. Algunas personas reciben curación, espontáneamente, durante las transmisiones.

Existen más de 600 grupos de Meditación de Transmisión en 40 países en todo el mundo que se reúnen regularmente. Uno puede unirse a un grupo existente en su zona o formar su propio grupo sencillamente invitando a unos pocos amigos interesados para reunirse al menos una vez a la semana. Todo lo que se necesita es la intención de hacerlo y el deseo de servir. No hay ningún dinero involucrado en esta actividad. Un grupo puede comenzar con un mínimo de tres personas. Una vez que se establece una rutina, a menudo se convierte en un punto focal especial e importante en la vida de cada individuo.

Para información sobre grupos existentes en su zona, contacte a través de la siguiente dirección de correo electrónico: shareed@share-es.org

(Si usted reside en EEUU, Puerto Rico o Canadá, contacte con la siguiente dirección email: share-internacional-espanol@share-international.us)




[REGRESO A LA HOME PAGE] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]