Revista Share International

Benjamin Creme: Historia de un Hombre

Por Diana Holland

¿Por qué un hombre abandonaría su carrera exitosa para invertir veinte años de su vida divulgando noticias sobre el emerger de un instructor espiritual? Benjamin Creme, un artista británico respetado, ha hecho sencillamente esto. Ha dejado que su caballete se llenara de polvo para viajar por todo el mundo anunciando la llegada de Maitreya, el Instructor del Mundo para la Nueva Era. "Él está aquí ahora," afirma Creme, "y es en efecto el Cristo, el Mesías, el Imam Mahdi, el quinto Buddha, El esperado por todas las religiones más importantes."

"Cuando comencé a hablar a audiencias en 1975, no era consciente que Su aparición pública podría llevar tanto tiempo," dice sonriendo Creme. "Creía que volvería a mi estudio casi inmediatamente... Pero me comprometí internamente a este trabajo en 1959, cuando se me invitó a desempeñar un papel en la reaparición del Cristo, y mi experiencia se ha desenvuelto sencillamente desde entonces."

¿Qué tipo de credenciales corresponden a un profeta moderno? "Seguramente usted le compraría un coche usado a este hombre," ha bromeado más de una vez algún periodista de "Ben el Bautista". Con su pelo plateado, voz calmada y aguda inteligencia, este hombre nos recuerda de algún modo a nuestro tío favorito. Esto, él es el primero en remarcarlo, no es razón para creer su historia, y cada uno es libre de rechazarla, el dice, si no tiene para uno nada de verdad." Al describir su preparación, Benjamin Creme menciona que desde la adolescencia estudió varios aspectos de la filosofía esotérica, y que hasta era consciente entonces de las enseñanzas de Helena Blavatsky, la fundadora del Movimiento Teosófico, que vivió y trabajó en el Tíbet con los Maestros de Sabiduría. A través de sus escritos al final del siglo XIX, Blavatsky fue la primera en revelar al mundo la existencia de la Jerarquía Espiritual, un grupo de hombres iluminados, Maestros Perfeccionados, que viven en las altas montañas y desiertos remotos del mundo y que son los custodios del Plan Divino para este planeta.

Creme no buscaba ni podía prever el contacto telepático con un miembro de la Jerarquía cuando salía de la ducha una noche de enero de 1959. Pero una voz le habló de modo inconfundible dentro de su cabeza, la de un Maestro Espiritual que vivía en los Himalayas le fue dicho, y así comenzó su relación. Después de algunas semanas de entrenamiento en el contacto telepático, el Maestro de todos los Maestros, el mismo Maitreya, el Cristo e Instructor Mundial, se dirigió a él y le dijo: "Yo mismo vendré, en cerca de veinte años, y tu puedes desempeñar un papel en Mi Venida si así lo escoges." Creme internamente estuvo de acuerdo y el tema fue abandonado totalmente durante muchos años.

El entrenamiento de Creme continuó bajo la orientación de su Maestro hasta principios de los años '70, cuando se reforzó hasta el arduo extremo de veinte horas diarias. Como resultado de ello, Creme, un conferenciante público a regañadientes en el mejor de los casos, fue preparado para su futuro papel de anunciar a un mundo escéptico el regreso del Cristo. Al mismo tiempo, mientras su contacto telepático crecía constantemente y en ambos extremos, el se convirtió en "una ventana al mundo" para Su Maestro. "Todo lo que veo y oigo, Él ve y oye. Cuando Él desea, una mirada mía puede ser una mirada Suya; mi tacto, el Suyo. Y así Él puede curar y enseñar," explica Creme, "mientras que permanece, en cuerpo físico, a miles de kilómetros."

Debido a su constante contacto telepático, Creme está constantemente actualizado del progreso del emerger de Maitreya como el Instructor del Mundo, que según él, comenzó el 7 de julio de 1977. "El Cristo comenzó Su Descenso," cuenta Creme, " no desde el 'cielo' sino desde lo alto del Himalaya. Él está realmente presente de forma física en el mundo, en un cuerpo indestructible conocido como Mayavirupa, que Él construyó en los seis años previos. Es externamente un cuerpo normal, pero puede aparecer y desaparecer a voluntad de Maitreya y cambiar a la apariencia que elija. Después de varios días de aclimatación en las llanuras pakistaníes, el Instructor del Mundo subió a un vuelo para Heathrow, y tomó residencia como un hombre corriente en la comunidad indo-pakistaní de Londres, Inglaterra, el 19 de julio de 1977.

Ha vivido allí desde entonces, afirma Creme, no como un líder religioso, sino como un Instructor moderno, preocupado por temas políticos y económicos, y específicamente con el desequilibrio entre las naciones del Norte y del Sur. El ritmo de Su emerger en plena visión pública está gobernado por la disposición de la humanidad de aceptarlo. Por ello, Maitreya ha estado emergiendo progresivamente como un Portavoz para el compartir y la justicia social en la comunidad que Él escogió. El también comenzó a aparecerse milagrosamente en otros sitios, como lo realizó en una reunión de oración en Nairobi, Kenia, en junio de 1988, cuando 6.000 personas inmediatamente le reconocieron como el Cristo.

Creme afirma que Maitreya se ha estado reuniendo con personalidades mundiales y preparando un núcleo de periodistas desde comienzos de 1988 en Londres, y que se está apareciendo ahora en sueños, visiones y en persona a individuos en todo el mundo, desde líderes políticos hasta terroristas. "Son las energías del Cristo, que se derraman diariamente en todo el mundo, las que están detrás de los cambios aparentemente súbitos del presente, desde la caída del muro de Berlín hasta la revelación masiva de escándalos en Occidente," declara Creme, que mientras tanto continúa su apretado programa de conferencias públicas y entrevistas en los medios de comunicación.

Creme da conferencias por invitación y no recibe ningún tipo de retribución por sus charlas. Sus giras comprenden ahora Europa Occidental y del Este, EE.UU., México, Canadá, Japón, Australia y Nueva Zelanda. Ha realizado más de 250 entrevistas de radio sólo en EE.UU. y Canadá.

"Nunca he conocido al Cristo 'cara a cara' por así decirlo, aunque se donde vive y fui llevado en experiencias extracorporeas ante Él varias veces," dice Creme. "No es mi papel señalar donde reside. Ese es el trabajo de los medios de comunicación," él agrega, "actuando para toda la humanidad, buscarle e invitarle a dirigirse a nosotros a través de las cadenas de todo el mundo unidas por satélite."

Creme afirma que Maitreya se apareció el 29 de septiembre de 1991 y el 26 de enero de 1992 a grupos de 600-800 personas en México, el 1 de marzo a una convención religiosa de cerca de 600 personas en Rusia, y otra vez dos veces, el 22 de marzo y el 5 de abril, a 800-950 personas en Alemania del Este y Occidental. Cada vez Él habló unos 30 minutos en la lengua local, describiendo Sus planes y esperanzas para la humanidad. Al aumentar el ritmo de apariciones de Maitreya a gran escala, sin infringir el libre albedrío humano sino en respuesta a su invitación, Creme espera que la presión pública obligará a los medios de comunicación a investigar esta historia y revelar lo que saben.

"Mi trabajo ha sido realizar el primer contacto con el público," dice Creme, "para ayudar a crear un clima de esperanza y expectación en el cual el Cristo pueda emerger. Sé que todo esto suena a fantasía, pero también sé que tengo razón, que no estoy loco, y de que todo esto es verdad."




[ REGRESO A LA HOME PAGE ] [MAPA DEL SITIO] [AVISO LEGAL] [POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES]