Los círculos de las cosechas, conocidos por los ‘ufólogos’ durante muchos años, son (aparte de los pocos engaños hechos por bromistas) creados por los Hermanos del Espacio y sus naves (ovnis). Son creados por el poder del pensamiento y luego se manifiestan en los cultivos mediante naves espaciales más pequeñas. Más específicamente, Benjamin Creme dice: “Los ocupantes de los ovnis visualizan la forma que quieren crear. Con su mente enfocada deciden la forma del círculo – algunas veces añadiendo algo extra, como ‘segundos pensamientos’. Luego hacen descender sus máquinas hasta cerca de la superficie del campo. Utilizando su tecnología, que la hacen funcionar desde sus mentes, se crean los distintos dibujos. Es una combinación de tecnología avanzada y pensamiento; la maquinaria responde a su pensamiento. Todo el proceso tiene lugar en cuestión de segundos, incluso si se trata del dibujo más complicado.”

Están hechos y dejados deliberadamente como una señal de la presencia de los Hermanos del Espacio, la extraordinaria estructura y precisión de los círculos es un testimonio de su ciencia superior (ninguno de los tallos de las plantas, aunque doblados en forma de espiral y otras formaciones, es jamás destruido).

Las formaciones, dice Creme, “forman parte de un proceso de energización de la Tierra, y están duplicando en el plano físico muchos de los vórtices de la red de energía magnética que rodea a la Tierra. Estas formaciones se convertirán en ‘baterías de energía’ para la humanidad en relación con una nueva fuente de energía, parte de la ciencia de la luz que aguarda en el futuro inmediato a la humanidad”.

Aunque aparecen en todo el mundo, se pueden encontrar muchas más formaciones de las cosechas en Gran Bretaña como una sutil referencia al hecho de que Maitreya fijó Su ‘base’ o ‘sede’ en la capital británica, Londres.